Pese a la avalancha Jericó brilla de nuevo

La emergencia ha sido superada. Tenemos las puertas abiertas y esperándolos a todos, afirman empresarios turísticos.

 

Luego de la avalancha que se presentó en el municipio de Jericó, Antioquia,  el domingo 3 de noviembre y que cubrió buena parte de sus calles de tierra y lodo, toda la comunidad de este municipio del suroeste, se remangó la camisa y salió, unos con palas y otros con escobas, para limpiar las calles y aceras de uno de los pueblos más lindos de Colombia.

“Había que ver a los niños dedicados a la limpieza del parque para que reluciera como nuevo ya decir verdad, lo lograron”, afirma Carlos Mario Vanegas, uno de los más destacados dirigentes del sector turístico de Jericó.

Es que no podían dejar que un fenómeno de la naturaleza les ensuciara la casa precisamente en vísperas de un puente festivo, cuando el comercio, los restaurantes, los transportadores, los hoteleros y todos los que viven el turismo, estaban atentos a recibir los visitantes nacionales y extranjeros que se maravillan con los diversos atractivos de Jericó y sus zonas aledañas.

Una vez se presentó este fenómeno, se registraron visitas de geólogos de Bogotá, así como de la empresa minera de Anglo Gold Ashanti y su conclusión inicial es que la tierra que cayó es la capa vegetal, que se ha ido depositando sobre una gran roca que se encuentra en ese sitio y que fue removida por las intensas lluvias que cayeron ese día sobe el municipio.

Los alcaldes de Jericó han venido haciéndole un tratamiento a esta montaña y adecuando filtros para mitigar cualquier riesgo. “de no haber sido así, la avalancha hubiera sido mucho peor”, señala Carlos Mario Vanegas.

“Ahora ya todo está normal y organizado. Lo que pasó ya es historia y ya estamos de nuevo en pie de lucha y hemos vuelto a ser el mismo pueblo apacible y acogedor que recibe con los brazos abiertos a nuestros visitantes”.

En cuanto a los atractivos turísticos, ¿hay alguna afectación?

Nuestros productos turísticos están intactos, el Tour del café que es el mejor de Colombia con su hermosa finca ahí está intacta, no pasó nada. El centro histórico sigue igual, el Jardín Botánico la guarnielería, el museo de la Madre Laura, el Museo de la Música, todo sigue igual. Tenemos las puertas abiertas y estamos esperándolos a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *