Nos ganamos el premio al MEDIO DIGITAL destacado, otorgado por El Club de la Prensa

Nos ganamos el premio al MEDIO DIGITAL destacado, otorgado por El Club de la Prensa

Por lo menos un billón de pesos ha perdido EPM en los proyectos fallidos de Panamá y Chile




La Contraloría de Medellín reveló hallazgos fiscales con presunto detrimento patrimonial por 270 millones de dólares en hidroeléctrica Bonyc de Panamá.


Las firmas Conconcreto e Integral comprometidas en la debacle de estos proyectos.


A Antioquia y Medellín su capital, donde parece que los casos de corrupción les resbala y donde al parecer gobiernan los ángeles y otros santos, encontraron quien le pusiera al final el cascabel al gato y esta vez el escándalo gira alrededor EPM, la otrora impoluta y sagrada empresa de servicios públicos querida por todos los antioqueños.

La dueña del cascabel es la pequeña pero valiente concejal de Medellín, María Paulina Aguinaga, quien alborotó esta semana la provincia y su clase dirigente, con las graves acusaciones por corrupción  en dos grandes obras que construye EPM en el extranjero y cuyas ineficiencias y los malos manejos pueden estimarse en un billón de pesos.

Ya la Contraloría de Medellín tomó cartas en el asunto a raíz de sus anteriores denuncias que salpican a dos grandes empresas paisas: Conconcreto e Integral y por reflejo al poderoso grupo empresarial Argos y su presidente, Esteban Calle, exgerente de EPM.

Sobre el caso de la hidroeléctrica de Bonyic localizada en Panamá, la concejal manifestó:
“EPM compro el licenciamiento en el año 2003 para construir en Panamá  la hidroeléctrica de Bonyic que debía tener una ejecución máximo tres años, pero  termino tardándose once años,  con un sobre costo de más de 270 millones de dólares cuando su costo inicial era de 50”.

“Esto se debió también por el desorden administrativo tal como lo evidencian los diferentes informes de auditoría contratados por EPM y adicionalmente que no se emprendió ningún tipo de acción legal contra las empresas que construyeron como es el caso de Conconcreto e Integral que diseño y realizó la interventoría”.

“Para el caso de Antofagasta, otra inversión fallida de EPM, ya la contraloría  también determinó un posible hallazgo fiscal de 560.000 millones de pesos. Entre ambos proyectos fallidos estamos hablando de más de un billón de pesos”.

No hay comentarios