EPM instala nueva infraestructura eléctrica para el servicio de los antioqueños

Los proyectos realizados en 2019 demandaron una inversión de $176.853 millones y generaron 502 empleos durante su construcción.
EPM

Cumpliendo con sus metas para brindarle mayor seguridad y confiabilidad al sistema eléctrico, mejorar la prestación del servicio a la comunidad, garantizar nuevas conexiones y atender las necesidades futuras, EPM continúa ampliando y modernizando su infraestructura de transmisión y distribución de energía en las áreas donde desarrolla sus operaciones.

Entre el tercer trimestre de 2019 y lo avanzado de 2020 se han logrado importantes avances en distintas subregiones de Antioquia y del país.

En octubre pasado entró en operación el proyecto Normalización de la Subestación Carepa, que permitirá atender el crecimiento de la demanda y la conexión de nuevos usuarios al sistema de distribución de energía, mejorando la confiabilidad de este sistema. Así mismo, finalizaron las obras del proyecto Ampliación de capacidad de la subestación Urabá, compartida por EPM con Intercolombia, filial de ISA.

Se encuentran en diseño obras como la conexión de las subestaciones Urabá-Nueva Colonia-Apartadó y la reposición de la línea de transmisión de energía Chorodó-Caucheras, entre los municipios de Cañasgordas y Mutatá, entre otras.

Con la modernización y ampliación de su infraestructura eléctrica, EPM entrega una respuesta oportuna y eficiente a los requerimientos del sistema y aportando al bienestar de la ciudadanía, actuando con responsabilidad ambiental y social. Así la compañía contribuye a la armonía de la vida para un mundo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *