El Turco: Homenaje al decoro y al trabajo incansable

El Hombre de los Vinos, tiene muchas historias que contar.

El Concejo de Medellín, entregó este miércoles 13 de noviembre la medalla Orden al Mérito Don Juan del Corral en grado de Plata, a Luis Fernando Valencia -El Turco- por su trayectoria profesional y su esfuerzo por desarrollar la cultura del vino en Antioquia y en el país.

El Turco, que quizá es un hombre extremadamente sensible, no pudo contener sus lágrimas al comienzo de su discurso en el homenaje que le rindió esta corporación, a través de otro hombre extremadamente sensible y loco genial, el concejal Santiago Jaramillo Botero.

Alguien hizo un comentario que “pocas veces se veía el recinto tan concurrido en la entrega de una medalla o un homenaje a una persona”, pero es que El Turco realmente convoca y no porque sea un hombre importante o un dirigente político con muchos puestos para ofrecer, o uno de esos pastores que ofrece el cielo y la tierra a cambio de las almas de sus clientes –digo- sus fieles.

Y claro, el hombre respiró profundo y pudo al fin leer su discurso que duró cerca de 15 minutos pero nunca despertó bostezos en los asistentes. Era realmente una historia y una filosofía de vida digna de admirar que le ha ganado el respeto y la admiración de todos sus amigos, clientes, empresarios y conocidos.

También cuando hacia un evento y se ofrecía entre otras bebidas, gaseosas, aguardiente o cerveza y también vino, pero nadie se antojaba de un vino. Pero afirma que “el que persevera alcanza”. Ahora es uno de los grandes exponentes de la cultura del vino y uno de los grandes relacionistas públicos del país.

Sin tener ese título, El Turco se ha convertido en uno de los grandes ejemplos de esta profesión, al que deberían emular muchos comunicadores y practicantes de comunicación, sin la cual los negocios no tendrían el éxito esperado.

El popular Turco lleva vinculado a la empresa Dislicores cerca de 25 años, donde se ha distinguido por su carisma, su amabilidad y empatía con clientes, proveedores y amigos que lo aprecian por sus valores humanos, éticos y profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *